Distribuidores oficiales de todas las marcas - Máxima garantía y seguridad

Grupo 2-3

Grupo 2-3

Primero de todo, queremos insistir en que la seguridad de nuestros hijos es responsabilidad de los adultos. Por lo tanto, a la hora de viajar en el automóvil, debemos asegurarnos que vayan totalmente protegidos y bien asegurados.

Como bien sabéis, en Noari Kids somos defensores a ultranza de las silas acontramarcha (ACM) y aconsejamos alargar el máximo de tiempo posible su uso (todo el que permita el fabricante, según cada silla y según el tamaño de cada niño). Ahora bien, llega un momento en el que los niños crecen y ya no caben en las sillas acontramarcha y es ahí cuando debermos cambiar a nuestros hijos a una silla del Grupo 2-3.

Pero… ¿cuándo es el momento ideal para cambiarlos a una silla del Grupo 2-3? Si nos miramos la normativa, dice que a partir de los 15 kilos los niños ya pueden ir en las sillas del Grupo 2-3 (a favor de la marcha), aunque es aconsejable esperar hasta, almenos, los 18 kilos o hasta agotar al máximo el uso de nuestra silla acontramarcha (algunas pueden usarse hasta los 25 kilos). Nunca deberíamos poner a nuestro hijo en una silla del Grupo 2-3 antes de los 15 kilos, ya que su cuerpo no está preparado para soportar la fuerza del cinturón de seguridad en caso de accidente o frenazo.

Entonces… ¿sólo debemos valorar el peso del pequeño? La respuesta es NO, definitivamente no. Su altura también va a determinar el cambio de silla. Si llevamos a nuestro hijo en una silla con arnés, cuando sus hombros empiecen a quedar más altos que la ranura del mismo ponemos en riesgo su columna en caso de accidente o frenazo, sobretodo en sillas con arnés a favor de la marcha. Por otro lado, debemos tener en cuenta, además, que la cabeza debe estar siempre protegida y tendremos que cambiarlo de silla en el momento en el que queden 2 dedos para que su cabeza sobresalga del reposacabezas.

Y… ¿hasta cuándo deben ir los niños con silla de seguridad? Las sillas del Grupo 2-3 con respaldo están preparadas para ser usadas hasta almenos los 12 años y/o 150 cm (independientemente de su peso). Sólo en el caso de que el niño tenga menos de 12 años y/o mida menos de 150 cm y su cabeza sobresalga del reposacabezas de la silla, podríamos usar un alzador con reposabrazos (existen sillas del Grupo 2-3 a las que se les puede quitar el respaldo y convertirlas en alzadores).

Antes de comprar tu silla del Grupo 2-3, deberías tener en cuenta estos consejos:
* Elige una silla, a ser posible, con isofix.
* Asegúrate que sea una silla con respaldo, para proteger bien al pequeño, desde la cabeza hasta la pelvis.
* La silla debería incorporar una guía en el hombro para el cinturón, para evitar un uso incorrecto del mismo.
* Adapta el sistema de retención infantil al niño y no al revés.
* Asegúrate que tu automóvil y la silla de auto son compatibles.
* Infórmate de todos los accesorios que os pueden hacer la vida más fácil y que os permitirán alargar la vida de vuestras sillas de auto.
* Las sillas de auto tienen caducidad: no adquieras una silla usada ni tampoco una que haya estado implicada en un accidente.
* Asegúrate de que está bien instalada. Una silla mal instalada deja totalmente inseguro a nuestro pequeño ante un impacto.

Consejos para el viaje
* Antes de instalar la silla, comprueba que el airbag frontal está desactivado.
* Antes de sentar al pequeño, sácale el abrigo o piezas de ropa gruesas ya que la ropa la ropa abultada no te permitirá ajustar bien el cinturón y perderá su efectividad.
* Asegúrate de que su cinturón está bien colocado y tensionado, ajustándolo primero en la pelvis y después en los hombros.
* Da ejemplo a tus hijos: ¡abróchate el cinturón!
* Evita dejar objetos sueltos que se pueden convertir en un proyectil en caso de frenazo o accidente.